page contents

Sumar problemas o el truco del sistema de puntos en los ‘apartamentos multipropiedad’

Sumar problemas o el truco del sistema de puntos en los ‘apartamentos multipropiedad

¿Sabéis lo que es un Buy-Sell? Os lo explicamos. En la jerga de la ‘multipropiedad’ consiste básicamente venderte otra cosa asegurando que te deshaces de la primera o de las dos, pero la realidad es que te quedas con ambas. Podríamos decir que se trata de sumar problemas o el truco del sistema de puntos de la ‘multipropiedad’ en la actualidad.

El mercado del tiempo compartido (multipropiedad) está muerto hace tiempo y los programas de puntos son una vuelta de tuerca más para conseguir sacar más dinero a los titulares de tiempo compartido y que éstos sigan con sus semanas que, en la mayor parte de los casos, no quieren porque no disfrutan y porque suponen un coste sobredimensionado en relación a lo que vale en realidad una semana de vacaciones.

El truco de los puntos. Tenéis una semana concreta fijada en un contrato o una escritura (A efectos prácticos tenéis exactamente la misma vinculación con el complejo. Todo lo que os contaron sobre que teníais que escriturar y registrar porque era importantísimo era mentira, pero eso es tema para otro post completo). El complejo ha subido considerablemente las cuotas de mantenimiento y seguís sin poder ir de vacaciones en verano. Llamáis para quejaros y listo, es el primer paso para que os “enganchen”.

Os dirán que efectivamente si queréis dejar “la propiedad” (nunca la habéis tenido), lo mejor es pasaros al sistema de club que os permitirá ir de vacaciones en verano haciendo un contrato de puntos. Ahí va la cruda realidad:

  1. El complejo tiene que estar asociado a la red de sistema de puntos de RCI o haberse sacado de la manga un sistema propio para un intercambio interno (si el grupo tiene más de un complejo de ‘multipropiedad’.  Especial alerta a este segundo caso porque a veces esto ni siquiera es cierto).
  2. Por unos cuantos miles, firmaréis un contrato de adhesión al sistema de puntos de un club de tiempo compartido. En el caso de RCI, enorme, y en el propio de los complejos, depende de cada uno. Volvemos a insistir en el máximo cuidado en esta segunda circunstancia.
  3. Os dirán que de esta manera abandonáis la propiedad: Mentira, nunca habéis sido propietarios de un bien inmueble, ni de parte, ni siquiera de un cachito. Cualquier referencia a la propiedad está absolutamente prohibida por Ley desde 1998 en cualquier contrato, publicidad, etc.
  4. Os dirán que de esta forma podréis dejar el Club cuando queráis. En el caso de RCI, verdad a medias: podréis simplemente informar de que ya no queréis ser siendo socios del sistema de puntos trece meses después de haberlo contratado y dejar de pagar (Sólo por el sistema de puntos). En el caso de los complejos, insistimos: “Muchísimo cuidado”.
  5. ¡Y Oh! Abandonado el sistema de puntos de RCI o de los complejos (siempre que sea posible) os encontraréis que habéis retornado a la antigua situación, a esa ‘propiedad’ que no es real y que os ata, en el mejor de los casos, a pagar cuotas de mantenimiento 50 años porque …
  6. Nunca firmasteis nada que dijera que transmitíais vuestra anterior semana (venta, cesión, dación en pago, acuerdo de disolución de contrato, etc…). Es como si os cobraran por una puesta a punto del coche para convertir un utilitario en un Fórmula 1, habiendo asegurado que el utilitario dejaría de ser vuestra posesión por arte de magia. Es la magia del sistema de puntos.

La balanza de los puntos. Al margen de todo lo anterior, mientras estéis en el sistema de puntos os encontraréis siempre con el mismo problema. Tu semana vale 3.000 puntos (lo decide ‘nadie’ de forma arbitraria, aunque se supone que depende del número de semana, de la capacidad del apartamento y de la calidad del hotel). ¿Os acordáis de cuando 300 puntos de una compañía telefónica equivalen a los mismo que 3.000 en otra? Pues esto es mucho peor porque básicamente no es cierto. Cuando queráis ir al sitio X en la fecha Y siempre os dirán que no os llegan los puntos. Tendréis que ‘contratar’ ES DECIR PAGAR por unos cuantos más. Cuando os hartéis de más de lo mismo, cancelaréis el contrato de puntos, si es que os han informado bien de que podéis hacerlo. Y luego… otra vez a lo mismo. Contrato o escritura, atados… Pero que no os engañen con excusas baratas, se puede cancelar una semana de ‘multipropiedad’.

Más información en 900525939

Share

Puede que le guste también....